¿Qué es un Tech Lab?

¿ Qué es un Tech Lab ?

    Como su propio nombre indica, un Tech Lab (abreviatura de technology laboratory) es un laboratorio tecnológico cuya función principal es poner a disposición de cualquier usuario un espacio dedicado al estudio y desarrollo de proyectos. Pero antes de profundizar más en el concepto de Tech Lab, vamos a repasar un poco de historia para comprender dónde nace la idea de crear espacios como este.

    Las necesidades creativas de la población son cada vez más exigentes; tiempo atrás nos conformábamos con poder hacer cambios en nuestro jardín o fabricar nuestro propio mueble, pero en la actualidad nuestras inquietudes han cambiado y muchos de nosotros sentimos la necesidad de controlar mecanismos de forma remota, crear dispositivos con inteligencia artificial o poder ver desde nuestro smartphone nuestra casa de campo.

 

    A esta necesidad se la conoce como movimiento hacker, maker o DIY (Do It Yourself), ya que todos parten de la inquietud de saber cómo funcionan las cosas y de comprobar por nosotros mismos qué podemos llegar a hacer con ellas. Es gracias a este movimiento y a internet, que tenemos muchísima información a nuestra disposición bajo licencias de open software y hardware, desde Linux o Android hasta Arduino o Raspberry. Actualmente, toda esta información ayuda a crear comunidades y grupos de desarrollo que trabajan de forma colaborativa para desarrollar impresoras 3D, conversiones de sistemas operativos para ciertas placas electrónicas o comunicaciones LORA de largo alcance, etc.

    Todo esto hace que el ciudadano de a pie, cuando es estudiante, no se conforme con hacer el típico circuito de luces de semáforo en clase de tecnología (https://github.com/dcuartielles/semaforos), o que cuando deja de ser estudiante necesite un espacio donde seguir creando y desarrollando sus proyectos personales o profesionales, y es aquí donde entra el concepto de Tech Lab.  

    La misión de estos espacios es simple: poner a disposición de las mentes inquietas un espacio de trabajo adecuado, a diferencia de los coworkings tradicionales, donde simplemente tenemos un puesto de trabajo, materializado en forma de mesa y una conexión a internet. En cambio, los Tech Lab, son aquellos que disponen de máquinas, herramientas, almacén, zonas de trabajo y servicio de fabricación digital, entre otros. Estos espacios son vitales para poder seguir avanzando en trabajos o proyectos, creando así un ambiente favorable que ayuda a tener una conducta proactiva.

 

Espacios diferenciados de un Tech Lab:

  • Zona de estudio. Esta sirve para programar, diseñar y desarrollar en un ambiente tranquilo. Normalmente estas zonas disponen de mobiliario para poder instalarnos con nuestros ordenadores y dispositivos, y así realizar las tareas más tranquilas y silenciosas. También dispone de algunos servicios como agua, luz, internet o nevera, entre otros. Estas zonas se caracterizan porque ayudan a concentrarse y mantener el foco en la tarea que estás realizando.
 
  • Zona de trabajo. En esta zona se utilizan las máquinas de fabricación y herramientas. Disponemos de máquinas de fabricación, tales como impresoras 3D, cortadora láser, cnc, tornos, taladros, sierras, etc. Podremos trabajar tranquilamente gracias a su amplio espacio y su distribución, adecuada de forma que podamos utilizar las herramientas y máquinas de forma segura.
 
  • Zona de almacenaje. Como su propio nombre indica, se usa para almacenar. Cada uno de los integrantes del Tech Lab tiene asignado un determinado espacio para guardar materiales y herramientas.
 

¿De qué forma nos ayuda el espacio de un Tech Lab?

 

  • Zonas bien determinadas que ayudan a la concentración. 

 

  • Disponer de un ambiente de trabajo que favorezca la disciplina.

 

  • Entornos de trabajo donde conectar más con tu trabajo.

 

  • Es un espacio donde las ideas fluyen con mayor facilidad.

 

  • Compartir conocimientos, herramientas y sinergias con los componentes del Tech Lab.

 

  • Zona habilitada para tareas de taller y fabricación.
 

¿Qué filosofía sigue un Tech Lab?

    La manera de vivir ha cambiado y la forma de trabajar también. Hace años, si una persona tenía un negocio, entendíamos que tenía en propiedad el local donde se desarrollaba su actividad, las máquinas que fabricaban su producto y contratados a todos sus trabajadores. A día de hoy, esto es algo complicado de realizar, ya que existen otras formas de trabajar. Actualmente, la mentalidad de la gente está evolucionando y cuando inician un negocio o proyecto empresarial, lo hacen desde otro punto de vista, planteando la idea de la forma más fácil y económica posible.

    Cuando alguien intenta empezar en el mundo de los negocios o realizar algún proyecto personal, tiene dos opciones: mantener la mentalidad de asumir todos los costes o plantearlo desde la estrategia lean. Lean es una manera de abordar el lanzamiento de negocios y productos que se basa en el aprendizaje validado, la experimentación científica y la iteración en los lanzamientos del producto para acortar los ciclos de desarrollo, medir el progreso y ganar una valiosa retroalimentación de los clientes. En conclusión, empezar con lo mínimo y mejorar lo máximo en función del feedback.

 

¿De qué herramienta dispone un Tech Lab?

    Normalmente el Tech Lab dispone de herramienta enfocada a la fabricación y diseño. Se pueden agrupar en diferentes categorías: 

Herramientas mecánicas. Son todas aquellas herramientas que sirven para mecanizar y trabajar materiales duros. Entre ellas, herramientas de corte o mecanizado.

Herramientas electrónicas. Estas herramientas son mucho más especializadas y técnicas. Podemos encontrar soldadores, fuentes de alimentación, multímetros, etc.

Herramientas de fabricación. En este caso son herramientas destinadas a crear o fabricar. Algunas pueden ser cortadora láser, impresoras FDM, impresora SLA, CNC, etc.

   Y aquí es donde entra el Tech Lab, cada día vemos empresas que ponen a nuestra disposición herramientas para que no tengamos que adquirirlas, solamente utilizarlas. Un claro ejemplo son los coches, motos y viviendas de alquiler, no hace falta que compres un vehículo o vivienda  para poder disfrutar de él, simplemente alquila el vehículo o vivienda por el tiempo que lo tengas que utilizar y olvídate de seguros, limpieza, impuestos, etc. Es una forma de obtener resultados sin adquirir propiedades, con el desembolso que esto conlleva, lo que se llama economía circular y trabajo colaborativo. 

    Es por esto, que en los Tech Lab conseguimos crear un ambiente de trabajo y colaboración perfecto para emprendedores, estudiantes o trabajadores independientes que optan por empezar con la menor inversión posible, pero teniendo los mayores recursos y servicios posibles.De esta manera, siempre será una mejor opción de validar un proyecto, pues prescindimos de la inversión inicial y nos enfocamos en el proyecto a llevar a cabo.

¡Si eres un profesional, freelance o aficionado y compartes la filosofía de los Tech Lab, ponte en contacto con nosotros y te informaremos de todo lo que necesitas para formar parte de Tech Lab Valencia.